Rancho Adderson

13 de mayo

Después de un par de semanas de nuevo en el rancho de Debra, ya tengo una idea bastante clara de lo que es el trabajo aquí durante la temporada de cría (más me vale, que solo voy a estar un par de semanas más). Los primeros días se reducía básicamente a cabalgar 3 veces al día en el pasto donde están las vacas dando a luz para vigilar que todo iba bien y ver si había algún nuevo bebé.

Nos levantamos temprano, para hacer la primera ronda a las 5:30. Aunque me mata madrugar así, tengo que reconocer que la salida del sol vale la pena. Después otra ronda a mediodía, y la última sobre las 19:30 (no querías sopa? pues toma dos cucharadas) . Entre rondas o nos vamos a descansar un rato, o a hacer otras tareas, como arreglar la alambrada cuando haga falta (en un rancho siempre hay mucho trabajo de fencing), arrastrar troncos muertos y apilarlos en algún lugar donde Debra pueda quemarlos en invierno y otras cosas del estilo.

Al principio la cosa iba bastante lenta. Durante 4 o 5 días teníamos una o ninguna cría. Después pasamos a tener una o dos crías al día por lo menos, y finalmente hoy hemos tenido 6, y solo acabo de volver de la ronda de mediodía. Ahora mismo debemos tener unas 25-30 crías.
Y con las crías vienen nuevas tareas. A los machos, por ejemplo, después de un par de días de nacer los atrapamos (y os aseguro que no siempre es fácil, os sorprendería ver lo fuertes que son ya de tan pequeños), y les ponemos una goma en la base de los testículos. Esto hace que se corte la circulación, y en un par de semanas se pudren y se caen. Es un proceso prácticamente indoloro para ellos, sobretodo si se hace a estas edades.

Al final de la ronda de mediodía de hoy (hace solo un rato, vaya) hemos tenido que traer al establo una vaca que estaba tardando demasiado en dar a luz, lo cual no me sorprende después de ver el bicharraco que ha salido de ella. Para ello se introduce las manos en la (ejem!) de la vaca, y se pone una cadena alrededor de las muñecas de la cría (normalmente vienen de cara, si no es así, mal asunto) y se tira.
Nada nuevo, pensaréis, es algo que ya había hecho en el rancho Earl. Pero sí que ha habido una pequeña novedad, y es que esta vez ha sido barehands. Sí sí, a pelo. No os voy a engañar, es asqueroso, las cosas como son, pero lo cierto es que en realidad es una experiencia de lo más satisfactoria. Vamos, no me digáis que no vale la pena cuando el resultado es algo como esto:

image

Un día por la mañana, junto a un recién nacido esa misma noche y su madre (afortunadamente), a tan solo unos pocos metros había un par de coyotes esperando su oportunidad. No harán nunca nada con la madre allí, son coyotes no lobos, pero a veces las vacas son un poco tontas, especialmente las primerizas, y se van a pastar dejando a la cría por ahí tirada hasta que se vuelven a acordar de ella.
En cuanto aparecí yo salieron pitando, por supuesto, pero es mal asunto, así que los siguientes 3 o 4 días salimos aun más temprano por la mañana en la furgoneta para ver si los veíamos y les podíamos disparar. Un día vimos uno de ellos y le pude disparar, pero estaba un poco lejos y el rifle de Debra no tiene mira, así que solo lo asustamos. No los hemos vuelto a ver, así que por ahora ya no salimos más a buscarlos.

En otro orden de cosas, ayer vimos un alce bastante cerca y bastante tranquilo, así que pude tomarle alguna foto:

image

También han llegado los colibríes 🙂

image

image

image

16 de mayo

Llevamos un par de días viendo a un coyote solitario siempre muy cerca de las vacas. Parece bien alimentado y astuto, así que mal asunto. El otro día le disparé, pero fallé por muy poco. Hoy lo he vuelto a ver mientras hacíamos la ronda (durante la que lógicamente no llevamos armas), así que he hecho lo único que se me ha ocurrido, lo único que podía hacer en realidad. Lo he perseguido a pleno galope durante unos 200 metros. Estoy seguro que ha sido la vez que más rápido he galopado, y ni siquiera puedo expresar el subidón de adrenalina que ha supuesto.

Debra me ha dicho que la próxima vez me lleve la cuerda e intente echarle el lazo. Lo veo harto complicado, y de hecho creo que estaba de broma, pero no está de más llevarla. Nunca sabes cuando vas a tener que echarle el lazo a algo (normalmente un ternero).

20 de mayo

Hoy el país me ha regalado otra de sus maravillas. A eso de las 6 de la tarde se ha puesto a llover y hacia las 7:15,y ya sabéis lo que pasa quan plou i fa sol…

image

image

En la foto no se aprecia con fidelidad la intensidad del arco iris. Es el más brillante y definido que he visto nunca. Podías ver claramente todas y cada una de sus rayas, e incluso el final de ambos extremos. Si lo de la olla de oro fuera cierto, podríamos haber ido a buscarla sin dificultad. Ni Bravias ni Samsungs ni leches, esto sí que es alta definición y lo demás son tonterías…

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Calving season on!

Bueno, aunque el título llega un poco tarde, porqué ya hace unos días que estamos en la temporada de cría, nunca es tarde si la dicha es buena, y en este caso es buena, porque solo estamos en el principio de la temporada. Ahora mismo estamos teniendo unos 10 o 15 partos al día, aproximadamente, mientras que a finales de este mes y durante el siguiente, pasarán a haber 25 o 30 al día tranquilamente. Son casi 800 vacas pariendo a la vez, así que haced los cálculos.

En condiciones normales, durante esta época, el trabajo consiste en comprobar que las vacas que han parido y sus bebés están fuertes y sanos. Bastante frecuentemente (aunque no siempre), a los bebés se les da una inyección de selenio, que les ayuda a potenciar las defensas y regular el control muscular (algunos parecen flanes cuando salen de la madre).

No es nada infrecuente que alguna vaca tenga gemelos. Aunque a priori parece buena noticia, ya que tienes “dos por el precio de uno”, los gemelos dan más trabajo, por lo general son más pequeños, y tienden a ser más débiles o enfermizos. Además, si son gemelos de distinto sexo, la testosterona que el macho libera en el útero hace estéril a la hembra.
Al contrario que en un parto único y normal, en el que el bebé está sano y mama con normalidad, si una vaca tiene gemelos hay que llevarla al establo para darle un suplemento alimenticio para ayudarla a producir más leche. Además, muchos bebés ni siquiera saben mamar los primeros días, o simplemente la madre no produce leche suficiente, por lo que hay que alimentarlos en botella con leche artificial.

He aquí uno de esos ejemplos, una bonita ternera gemela a la que he llamado “Googles”:
photo (8)

El problema es que últimamente está haciendo un tiempo de perros. Afortunadamente está a punto de acabar y según los pronósticos del tiempo, esto solo puede ir hacia arriba. Pero lleva más de una semana nevando intermitentemente (aunque por suerte no muy intesamente), con temperaturas nocturnas de -10ºC o más. No son temperaturas muy exageradas (sobretodo para esta zona, dónde pueden llegar a veces a -40ºC), pero el viento lo hace todo más miserable. Así que estos días, hemos tenido que meter en los establos a cualquier recién nacido que pariera, al menos durante la noche, y al menos durante unos días. Yo llevo un par de días haciendo el turno de noche con Cindy, levantándome a las 2-3 de la mañana para volver a acostarme a las 5, además de las tareas diurnas (aunque al menos no tengo que madrugar si hago ese turno).

Antes de que empezara a nevar, hubo un par de días en los que durante el día no hacía tanto frío como para que nevara o helara, pero había una niebla de esa formada por gotitas de agua que lo mojan todo. Por la noche la temperatura bajaba lo justo para que se helaran las capas más finas de agua, aunque no demasiado. Esta conjunción creó bonitas formas en los árboles del patio:

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

En el último post os comenté que había pasado un par de semanas en el rancho de Debra. Allí tienen una ternera, que está a punto de cumplir un año, a la que han llamado Pet. Éste es el motivo…

IMG_0181

IMG_0183

IMG_0187

Finalmente recordaros que en mayo vuelvo al rancho de Debra, por lo volveré a estar sin conexión. Espero poder colgar más posts acerca de mi estancia allí en algún momento, si vamos a la ciudad, o cuando me vaya de allí en Junio.

Y hablando de junio, al final he contactado con un dude ranch, en el que voy a hacer de voluntario en las mismas condiciones en las que estoy ahora (alojamiento y comida). Un dude ranch es como una casa rural, pero ambientada en el mundo cowboy. A mí siempre me ha interesado mucho el ámbito del turismo, por lo que me apetece mucho la experiencia. Se encuentra en Banff, uno de los parques naturales más bonitos que he visto, y con suerte podré hacer alguna excursión a caballo por las rocosas con ellos (aunque imagino que serán escursiones cortas para turistas…). Éste es el sitio: Outpost at Warden Rock

A pesar de la gran experiencia que estoy viviendo aquí, debo confesaros que tengo bastantes ganas de volver y ver a mi familia y amigos. Suena raro decirlo, pero lo cierto es que echo de menos mi rutina, mi ciudad, los partidos de Vatu! los lunes, quedar con Crespo para ir al japo, ir a cenar a casa de Pepe, las giras de Destroyed, el mar…

Y me asusta no poder volver a hacerlo en un tiempo. Ya he contactado con mi trabajo para tantear como está el tema de volver a mi puesto, o a cualquier otro puesto en la empresa cuando vuelva (para el que no lo sepa, estoy en una excedencia laboral), y las cosas no pintan muy bien. Todo apunta a que me tocará buscar trabajo, y teniendo en cuenta algunas experiencias cercanas, y viendo cómo está la situación en el país, no tengo tan claro que vaya a encontrar algo por aquí, así que ya me estoy haciendo a la idea de que me va a tocar emigrar, esta vez por obligación… Al menos el inglés no es un problema!

Un abrazo a todos, y besos a todas

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Boys are back in town

Hola a todos.

Quiero disculparme primero por haber tardado tanto en actualizar el blog. No es que lo tuviera olvidado, es simplemente que llegué a un punto en el que el día a día era bastante rutinario y, simplemente, no había nada nuevo que explicar.

Hace un par de semanas fue mi cumpleaños (muchas gracias a todos los que me felicitasteis por Facebook o email). 32 años ya. No parece mucho, pero no es edad para ir haciendo el indio (o el vaquero más bien…) por países remotos, y menos estando la situación como está (tanto en el país en general, como en mi empresa en particular). Pero ya me preocuparé de eso cuando toque.

La principal novedad desde mi último post probablemente sea que prácticamente he descartado la aventura en solitario que tenía pensada. Comprar un caballo propio no es tan sencillo como comprar un coche o un par de botas. Además de ser un desembolso inicial importante, supone un constante gasto de mantenimiento, y el tiro puede salirte fácilmente por la culata. Puedes comprar un caballo caro pero bien domado, pero si no eres un jinete experimentado corres el riesgo de echarlo a perder (y por lo tanto decrecer su valor); o comprar un caballo barato pero mal domado, con el consiguiente riesgo que supone; pasando por todas las escalas intermedias, que suponen una incógnita acerca del carácter/entrenamiento del animal. Además, mi idea era que salía a cuenta teniendo en cuenta que voy a pasar 6 meses aquí, pero lo cierto es que igualmente no se puede montar en invierno, ya que la nieve y el hielo lo hacen peligroso y poco recomendable. Es probable que no sea prudente montar hasta mayo.

El caso es que estoy buscando alternativas. La más probable y en la que ya estoy en negociaciones con una persona, es ofrecerme como ayudante de un outfitter, que básicamente es como un guía de montaña que organiza excursiones a caballo (generalmente de más de un día). El problema es que la persona con la que estoy en contacto me ha pedido que vaya antes del 20 de mayo, y eso no va a ser posible, así que a menos que le vaya bien que me presente en junio, voy a tener que buscar alternativas.

Cambiando de tema, acabo de volver de pasar las últimas dos semanas en el rancho de Debra en Longview (otro motivo por el que he estado offline últimamente). Ella se iba de vacaciones, así que necesitaba a alguien que le echara un vistazo al rancho. A estas alturas del año, las tareas son muy básicas, principalmente dar de comer a las vacas, lo cual me llevaba un par o tres de horas cada día, por lo que el resto lo tenía para leer, ver películas, practicar un poco con el violín… En fin, ha sido un poco tiempo de vacaciones y relax para mí también. Como anécdota de esta estancia, comentar que hacía un tiempo alguien me comentó que se dice que hay un fantasma en el rancho. El sitio ya es creepy de por si. Un rancho viejo, en medio de las montañas a 30km de la población más cercana, los coyotes aullando por la noche… vamos, que no hace falta fantasma para ponerte los pelos de punta de vez en cuando. Le comenté a la hija de Debra, que se pasó un par de días para ver si necesitaba algo, y me dijo que sí, que había algún tipo de presencia en el rancho, pero nada exagerado ni muy peliculero. Simplemente a veces te encontrabas alguna luz encendida que antes no lo estaba y cosas así.

Yo me pasaba el día en casa de Debra, ya que allí es donde comía, y además ella tiene televisión, pero me iba a la cabina a dormir, que está al otro lado del rancho (no lejos, a 2 o 3 minutos andando). El caso es que una de las últimas noches, volviendo a la cabina, me encontré que la luz de la cocina del edificio principal (donde viven los propietarios) estaba encendida, y no había ningún coche aparcado en frente.

Yo soy de esas personas que no cree en fantasmas, pero como dice el póster en la oficina de Mulder “I want to believe”, por lo que aunque me sobresaltó un poco, e inclusó pensé en pasar de largo y dejar la luz tal cual, al final me dije “déjate de tonterías y ve a apagar la luz”, y eso es lo que hice.

Pero al llegar a la cocina con la intención de apagarla, me pegué un breve, pero intenso susto, cuando vi una cara en la cocina.

No os asustéis, no era nada paranormal. Es un trabajador que está reformando la casa y viene de vez en cuando a hacer arreglos. Había aparcado en la parte trasera de la casa y por eso no había visto su furgoneta, pero el sobresalto inicial no me lo quita nadie.

En otro orden de cosas, la semana pasada volví a aparecer en una revista. Voy a tener que empezar a buscarme un representante!

4804265

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Far west

Hoy, para conmemorar que hace exactamente un mes que estoy en el rancho Earl, os voy a poner un poco al día. No lo he hecho antes porqué no hay muchas novedades que añadir, pero alguna cosilla os puedo contar.

Para empezar, no sé si ya os lo había dicho, pero el tiempo aquí está siendo más que benevolente. Prácticamente no queda nada de nieve, y hasta el hielo más grueso se está derritiendo. Además, lo habitual aquí, haga frío o no (al menos por ahora), es que los días sean bastante soleados, por lo que al menos no le coge a uno la depresión típica de levantarse cada día con nubes en el cielo. Sé que el tiempo aquí puede ser mucho peor, pero por el momento parece que estoy teniendo suerte, y que siga así!

En otro orden de cosas, la semana pasada pasamos un par de días en casa de los padres de Ian, en Cochrane, y aprovechamos para dar un paseo a caballo por su propiedad. El primer día me sorprendieron con un pequeño poblado de 4 o 5 casas y me dijeron que allí se habían grabado algunas escenas de la película “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”, con Brad Pitt como protagonista (parece que esté haciendo un tour por todas las localizaciones de sus westerns). En aquel momento no tenía ni idea, por lo que no llevaba la cámara, pero al día siguiente volvimos Cindy y yo (montando a caballo y sin silla, por cierto) y tomamos algunas fotos.

photo (1)

photo (7)

Para el que no haya visto la película, minutos 00:19, 00:55, 1:39

Por cierto, hoy he traído al mundo a dos terneros. Así, literalmente. A veces, a algunas vacas les cuesta dar a luz, especialmente si son primerizas, y si tardan demasiado, es peligroso tanto para ellas como para sus crías. Pues hoy me he encargado de “estirar” de las patas delanteras de dos terneros para sacarlas del útero de sus madres.

No es como ayudar a parir un bebé, pero igualmente sienta bien 🙂 (aunque todo hay que decirlo, es un tanto asquerosillo)

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Rancho Earl

Hola a todos!

Primero quería disculparme por haberos tenido tan abandonados, pero quería pasar antes unos días en el rancho, para tener una idea un poco más clara de lo que iba a hacer para poder explicároslo mejor, además de sacar alguna foto.

Para los que os quedastéis preocupados por el post anterior, deciros que no tuve que disparar a ningún perro. Fueron dos días muy tranquilos de paseo, buen tiempo, y descanso. Igualmente, me gustaría recordaros que no son chihuauas, jack russels o cockers lo que corre por aquí. No son las mascotas de alguien jugueteando por el campo. Como dice Ian, no son perros salvajes, son lobos domésticos, y la mayoría grandes (por lo que me han dicho, los que más abundan son rotweilers). Son perros a los que no alimentan y se buscan la vida. Os expliqué ya el caso de la vaca a la que persiguieron y tuvo que atravesar siete verjas de alambre de espino destrozándose la cara, no?

Volviendo al Rancho Earl. Una de las cosas que hago es dar de comer a las vacas por la mañana, para lo cual me han enseñado a utilizar esto:

Imagen

Tardo un par de horitas en darles las 15 balas heno (bala más, bala menos, según el frío que haga) cada mañana, para lo cual me pongo The destroyed room a todo volumen y me relajo. Como para no relajarse con estas vistas:

Imagen

Por cierto, los tractores que tienen los Earl/Mason, son enormes y supermodernos. Me siento como en la cabina de una nave espacial 😀

Imagen

Ya para acabar, un par de foticos de Hooligan, el gato de la casa. Se llama así porqué supuestamente es un villano y muerde a la mínima que se lo molesta, pero hasta la fecha ha sido un encanto conmigo. Supongo que es porque respeto su espacio vital. Solo lo acaricio cuando quiere ser acariciado, y no lo voy persiguiendo y manoseando cada dos por tres.

SONY DSC

No es una monada con su bigotito?? ^_^

SONY DSC

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Extraño giro de acontecimientos

16 de enero de 2012

Buenas! Aunque a la mayoría os he podido ver en estos 2 meses que he estado en Barcelona, y explicaros en persona mis aventuras y planes de futuro, pido disculpas al resto de seguidores de este blog por haberos dejado en la estacada y sin noticias durante tanto tiempo. Os compensaré con esta nueva entrada en la que os explicaré tanto los planes que tenía, como los ue finalmente sigo teniendo (no entraré en lo que he hecho estos 2 meses en Barcelona porque ni tiene mucho que ver con este blog, ni hay mucho que explicar).

ADVERTENCIA! Se avecina una pequeña parrafada!

Para empezar os explicaré mis planes pasados. Como explicaba en la última entrada, al final decidí no trabajar en la estación de esquí y volver a Barcelona a pasar las fiestas. Después de eso, la idea era ir un par o tres de meses a Nueva Zelanda, ya que recibí un email de Tokowha diciendo en muy pocas palabras que fuera allí.
La idea de ir a Nueva Zelanda vino desde un principio motivada por la oferta que me hizo hace unos meses de trabajar para él como guía turístico en la empresa de viajes organizados que tiene allí. Yo, aunque emocionado, fui reticente a creérmelo desde un principio. Parecía el tipo de oferta que hace uno cuando sabe que la otra parte no va a aceptarla nunca. Además, el tío era como muy espiritual. “Si quieres hacer algo, hazlo, no lo intentes”, un poco a lo Yoda. “Si quieres ir a Nueva Zelanda, ve, yo te doy trabajo”.
Yo no he sido guía turístico nunca, y aun peor, jamás he estado en Nueva Zelanda, por lo que la oferta no tenía mucho sentido para mí, pero como es una empresa con unas rutas organizadas preestablecidas, pues pensé que podría empollarme lo que se viera en ellas y luego explicarlo como si lo supiera de toda la vida. Además, debido a esto, ni siquiera me pareció correcto cobrar, así que le propuse trabajar gratis a cambio de tener alojamiento y comida, como cuando estaba en Canadá.
El caso es que me respondió diciéndome que en aquel momento no tenía trabajo para mí, pero que fuera igualmente, a lo que yo le respondí que qué podría hacer allá, si conocía a alguien que tuviera algún rancho en el que pudiera hacer algo parecido a lo que hacía en Canadá, a lo que me seguía contestando siempre de manera muy escueta y ambigua, así que al final lo di por perdido y me puse a buscar por mi cuenta.

Como la idea de alejarme del frío por un año me atraía bastante, me puse a mirar ranchos en Australia, Nueva Zelanda y en menor medida, el sur de EEUU. Empecé escribiendo unos pocos emails a determinados ranchos que me llamaban mucho la atención, y ante la falta de respuesta, me puse a enviar de forma un poco más masiva. El resultado fue negativo en las pocas respuestas que recibí salvo en una, pero era en un rancho de Nebraska, en el que pensé que puestos a ir a Nebraska, ya me volvía a Canadá, que no hay mucha diferencia y al menos a ellos ya los conozco (de hecho no sé muy bien por qué envié el mail a ese rancho…).

Así que al final aquí estoy de nuevo en Canadá, rezando por que el invierno no sea muy duro conmigo.
De momento he tenido mucha suerte. Por un lado, cuando llegué a Calgary estábamos a 10 grados, lo cual es una temperatura de lujo para esta zona y época del año, aunque me han dicho que solo durará una semanita.
Por otro lado, me dejé el tablet en el carrito de las maletas del aeropuerto, y cuando me di cuenta y dimos la vuelta, llevábamos 20 minutos de camino. Pero ahí estaba el tablet, justo donde lo había dejado, en una fila de carritos en el parking. Por suerte pasaba bastante desaparecido, porque incluso habían dejado más carritos detrás del mío y no se habían percatado de ello.

Y ahora es cuando viene la parte que le da nombre a la entrada.
Se suponía que yo iba a ir al rancho de los Mason, Cindy e Ian, pero cuando estábamos en el coche, Cindy me comentó que la hermana de Debra había fallecido en un accidente de tráfico, solo que sin lo de “accidente”. Parece ser que un tipo al que habían dejado salir recientemente del psiquiátrico, se quiso suicidar y llevarse a alguien consigo, así que decidió embestir a alguien en la carretera. Un aplauso para el que decidió que era apto para abandonar la institución…

El caso es que Debra estaba teniendo problemas con los perros de algunos nativos. Parece ser que algunos pasan de alimentarlos en invierno, así que se asilvestran, se reúnen en pequeñas manadas y persiguen al ganado. Me contaron que persiguieron a una vaca que atravesó varias vallas de alambre de espino y se destrozó la cara. Ella se fue al funeral la misma mañana en la que llegué yo, por tres días (su hermana vivía en Montana), y de no ser por los perros, no tendría que hacer nada más que dejar unas cuantas balas de heno de más y ya está. Però o con el problema de los perros, necesitaba que alguien vigilara las vacas y los caballos, y ahí es donde entro yo.
Los próximos dos o tres días estaré yo solo en el rancho encargándome de que todo marche bien, y ésta va a ser mi principal herramienta de trabajo (que espero no tener que llegar a utilizar):

image

Publicado en Uncategorized | 7 comentarios

Como el turrón

Después de una larga y ardua tarea de reflexión, he decidido que vuelvo a casa por Navidad. Y eso básicamente implica y se traduce en que al final no voy a trabajar en la estación de esquí, aunque todavía no sé si me hubieran cogido o no.

El caso es que cuando hice la entrevista, me dijeron que pagaban poco más de $10 la hora, y que incluso la jornada completa era de 20 a 30 horas semanales. No hago esto por el dinero, pero tampoco me apetece invertir de mis ahorros por una experiencia que, aunque seguro que emocionante, no es a lo que vine aquí. Además, y no me importa reconocerlo, vuelvo a tener algo de morriña, y la idea de pasar la Navidad con mi familia y amigos se me ha presentado muy atractiva.

Aunque importante, ese no ha sido el principal motivo de mi decisión. Lo que ha acabado de inclinar definitivamente la balanza (aunque ha tardado unos días en hacerlo), es que después de hacer la entrevista recibí un correo de Tokowha, el chamán maorí que conocí en el primer rancho, invitándome a ir a Nueva Zelanda. Aún no sé los detalles de lo que haré allí, pero en cualquier caso, Nueva Zelanda siempre había sido mi primera opción, incluso antes de considerar siquiera Canadá, así que en realidad era la opción más lógica.

Voy a echar de menos a la gente que he conocido aquí en el hostal. Han sido solo unos pocos días, pero ya hemos hecho buenas migas y de quedarme, estoy seguro que hubieran sido las personas con las que hubiera pasado la mayoría del tiempo. Chris, de Ontario, Joe y Clare, de Melbourne (aunque se han conocido aquí), y Kelly, que creo que es de central BC pero no estoy seguro. Ahora mismo estamos viendo jungla de cristal 2 juntos.

Voy a estar un tiempo en Barcelona, así que espero veros a todos pronto!

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios